Booking.com

miércoles, 29 de marzo de 2017

Pasta gratinada con pollo. Receta de aprovechamiento

Es muy probable que, en algún momento de la quincena, tengamos en el refrigerador algunas sobras como un contenedor con pastas o una pechuga de pollo que no hayamos cocinado. Así mismo es más que probable que ya tengas algún queso como Oaxaca o manchego que podemos usar.

Hoy te propongo una receta de aprovechamiento con una pasta gratinada con pollo que es realmente una delicia. Es extremadamente sencilla de hacer y podrás disfrutar de un platillo de pasta caliente deliciosa en apenas media hora.

Ingredientes para dos personas
  • 2 tazas de pastas cocidas, 1 pechuga de pollo, 4 cucharadas de crema ácida, 1/2 cebolla, 1 diente de ajo, 150g de queso Oaxaca (o el que tengas en el refrigerador), 1 cucharada de aceite de oliva, 1 cucharita de mantequilla, 1 cucharita de nuez moscada, sal y pimienta negra molida.

Cómo hacer pasta gratinada con pollo

Si no tienes pasta ya cocida en el refrigerador, tenemos que iniciar la receta poniéndola a hervir en agua con sal siguiendo las recomendaciones del fabricante para que queden firmes. Cuando estén listas, las drenamos y colocamos en un cuenco grande.
Mientras tanto vamos a cortar la pechuga de pollo en trocitos. Picamos también el ajo y la cebolla. Sofreímos, por un par de minutos, el ajo y la cebolla en un sartén con un poco de aceite de oliva. Agregamos el pollo, la nuez moscada, sal y pimienta al gusto. Dejamos en la lumbre, a intensidad media por unos 5 minutos. Agregamos la crema, revolvemos y seguimos cocinando por cinco minutos más. Ahora vertemos el pollo en el cuenco de las pastas y mezclamos bien.
Finalmente engrasamos un refractario con la mantequilla y vaciamos la preparación de pasta con pollo y crema que acabamos de hacer. Recubrimos con el queso y ponemos en el horno caliente a 200ºC, por unos 20 minutos. Servimos caliente.

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Esta pasta gratinada con pollo se disfruta mejor cuando está caliente por lo que te recomiendo servirla recién salida del horno. La puedes acompañar con un pan artesanal o una ensalada de hojas verdes. Una copita de vino tinto ligera será la mejor acompañante de esta receta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario